Asparagina y cáncer de mama. Todo lo que debes saber

Una nueva investigación ha concluido que la reducción del aminoácido asparagina hace que la propagación del cáncer de mama se detenga.

Investigadores del Instituto Cambridge del “Cancer Research UK” han descubierto cómo existe una estrecha relación entre la asparagina y la propagación de las células cancerosas de la mama a otros órganos. La cantidad de este aminoácido en un cuerpo, hace que las células cancerosas tengan más o menos posibilidades de expandirse.

Las personas que sufren cáncer de mama, en su mayoría, no fallecen a causa del tumor inicial. Lo hacen debido a que las células cancerosas consiguen pasar a la sangre y sobrevivir en ella, para finalmente llegar a otro órgano (pulmones, cerebro, huesos…) y así expandirse por todo el cuerpo creando nuevos tumores. Por esta razón, es importante conocer cómo se puede detener esta propagación.

Pero ¿qué es la asparigina?

La asparigina es un aminoácido que se encuentra presente en importantes cantidades en algunos de los alimentos comunes que ingerimos como pueden ser los espárragos, el marisco o los lácteos. Por tanto, si se consigue realizar una dieta baja en alimentos que contengan este aminoácido se contribuirá a que se detenga el cáncer de mama. Esta es una vía para que este aminoácido entre en nuestro cuerpo pero hay que tener en cuenta que nuestro organismo también lo produce por sí solo.

La pregunta ahora es: ¿cómo detener que nuestro cuerpo produzca asparigina? Los investigadores han conseguido frenarlo en ratones mediante el fármaco “L-asparaginasa”. Esto, junto a una dieta baja en asparagina, hizo que se redujera en gran medida la propagación del cáncer de mama en estos animales.

Charles Swanton, jefe clínico de ‘Cancer Research UK’, ha señalado: “Es una investigación interesante que analiza cómo cortar el suministro de nutrientes esenciales para la propagación del cáncer podría ayudar a frenar los tumores”.

Este nuevo descubrimiento permite que en futuros tratamientos contra el cáncer de mama, los pacientes reciban un tratamiento más eficaz, combinando un control dietético con otros métodos más comunes como la quimioterapia. El siguiente paso será probar cómo este descubrimiento se comporta en humanos.

Si tienes dudas acerca de este nuevo avance médico, puedes utilizar nuestra plataforma para consultar a un experto de confianza de la forma más sencilla: a través de videoconsulta, consulta online o pidiendo cita. ¡Regístrate gratis!

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales